PROGRAMAS DE ESTUDIO

HomePROGRAMAS DE ESTUDIO

El venerable Gueshe Kelsang Gyatso ha creado tres programas de estudio y de práctica de budismo kadampa especialmente apropiados para el mundo moderno: el Programa General, el Programa Fundamental y el Programa de Formación de Maestros.

El Programa General (PG),  es lo que comunmente llamamos clases de meditación, ofrece una introducción básica a la visión, meditación, modo de actuación y otras enseñanzas y prácticas budistas de la tradición budista mahayana de Atisha y Yhe Tsongkhapa, que ayudan al practicante a profundizar en su conocimiento y experiencia del budismo. El programa está basado en los comentarios del venerable Gueshe Kelsang Gyatso. Se ofrece en todos los centros budistas kadampas y es la mejor manera de comenzar para los que deseen aprender más sobre el budismo y la meditación. Para asistir a las clases no se requiere inscripción previa y se complementan con cursos de un día o de fin de semana y retiros de meditación. Las clases están abiertas a todo el mundo.

El Programa Fundamental (PF) consiste en un estudio sistemático de textos budistas mahayana para que los practicantes profundicen en su conocimiento y experiencia del budismo. Para realizar este programa se requieren unos compromisos de asistencia y otros requisitos. Sin embargo, para conocer en qué consiste, puedes asistir a 2 sesiones de forma abierta y gratuita, y una vez conoces su funcionamiento ya puedes tomar una decisión. Si estás interesado en este programa consúltalo con tu maestro, te explicará cómo acceder a él.

El Programa Fundamental de Maestros (PFM) atiende las necesidades de los que desean convertirse en auténticos maestros de Dharma. En este programa se estudian catorce textos de sutra y de tantra, y además los participantes deben mantener determinadas pautas de comportamiento y modo de vida, y completar varios retiros de meditación.

Por qué necesitamos estudiar

Necesitamos estudiar y practicar las enseñanzas de Buda por tres razones:

Para aumentar nuestra sabiduría,
para cultivar un buen corazón y
para mantener un estado mental apacible.
Si no nos esforzamos por aumentar nuestra sabiduría, no podremos entender la verdad última, la verdadera naturaleza de los fenómenos. Aunque deseamos ser felices, nuestra ignorancia nos induce a cometer acciones perjudiciales, que son la causa principal de todo nuestro sufrimiento.

Si no cultivamos un buen corazón, nuestra motivación egoísta destruirá la armonía y nuestras relaciones con los demás, y no tendremos paz interior ni la oportunidad de lograr felicidad verdadera. Sin paz interior, la paz exterior es imposible.

Si no mantenemos un estado mental apacible, no podremos ser felices aunque disfrutemos de las mejores condiciones. Además, cuando nuestra mente es apacible somos felices incluso en las condiciones externas más adversas.